Es Héctor Espino González ¡el más grande todos!

–En la conmemoración del 22 aniversario luctuoso se reúnen en su honor–

Este sábado 7 de septiembre se cumplen 22 años de la partida de Don Héctor Espino González, en su honor, autoridades del Instituto Chihuahuense del Deporte y Cultura Física (ICHD) y personajes del denominado “Rey de los deportes” se reunieron al pie de su estatua ubicada en la entrada al estacionamiento del Estadio de béisbol “Manuel L. Almanza Ponce”.

Espino González chihuahuense conocido como el hombre récord del béisbol mexicano, llegó a convertirse en el mejor bateador de todos los tiempos en México acumulando más de 30 récords ofensivos, los cuales aún siguen vigentes en su gran mayoría.

Nacido en la popular Colonia Dale de la ciudad de Chihuahua un 6 de junio de 1939, Héctor Espino se inclinó por la práctica del béisbol desde temprana edad, logrando en muy poco tiempo grandes cualidades que le permitieron desarrollar su potencial con el bat.

En la reunión estuvieron presentes Juan Pedro Santa Rosa González director del ICHD, los peloteros Iván Sánchez, Julio César Rascón, José Duarte, Roberto Corral, Javier Porras Arias y Gabriel Martínez, entre otros personajes del deporte chihuahuense, quienes recordaron sus hazañas y récords.

La mañana del 7 de septiembre de 1997, se divulgó la noticia en todo México del fallecimiento del “Superman” de Chihuahua mientras dormía en su casa en Monterrey, Nuevo León, desencadenando con ello una serie de homenajes en diferentes puntos del país, principalmente en Monterrey.

En marzo de 1998, durante la administración del gobernador Francisco Barrio Terrazas se erigió el monumento en su honor, ceremonia a la que asistieron sus familiares encabezados por su esposa la señora María del Carmen Vázquez de Espino, esa misma noche, se jugó un partido entre los Sultanes de Monterrey y los Dorados de Chihuahua en el Parque Almanza.

En el 2001 a través de una gestión de José Luis Barraza Infante como presidente de la Asociación de Cronistas Deportivos “Pancho Cano”, el cabildo municipal aprobó el cambio de nombre a la calle 31ª por el de Héctor Espino González.

A 22 años de su partida, Héctor Espino González ¡es el más grande de todos!